• Cedeal

28 de Mayo día Internacional de acción por la Salud de las Mujeres

“Contra la muerte, nosotros demandamos vida.

Contra el silencio, exigimos la palabra y el respeto.

Contra el olvido, la memoria.

Contra la humillación y el desprecio, la dignidad.

Contra la opresión, la rebeldía.

Contra la esclavitud, la libertad.

Contra la imposición, la democracia.

Contra el crimen, la justicia.”

Extracto comunicado entre la Luz y la Sombra, EZLN

En las múltiples realidades de las mujeres, entre las luchas de toda la vida en el día a día, en la familia, en la escuela y universidad, en la calle y con las parejas, con las amigxs y con colegas, lamentamos seguir denunciando, y ya con cierto cansancio y desesperación, que las mujeres en este país como en muchos otros en el mundo, estamos muriendo, pero al mismo tiempo nuestras estrategias de resistencia crecen y se fortalecen.

Preguntamos: ¿Es tan difícil entender la realidad de las mujeres, tomar acciones como hombres, como hijxs, como sociedad, como individuos frente a estas violencias?. Cuesta tanto hacer cosas distintas de las que nos han enseñado pero que ya se ha demostrado de muchas formas que eso no es lo más respetuoso, lo más justo, ni lo más equitativo?

La invitación que hacemos hoy, en un día de acción, de recordar las luchas, de recoger fuerza, es a comprometernos a transformar en nuestro cotidiano, en lo que está en nuestras manos, en cambiar las prácticas de nosotrxs mismxs. Comprometernos en aportar en algo con esta intensa lucha por la vida libre de violencias. O acaso nos han quitado la posibilidad de imaginar, creer y querer un mundo diferente?


Exigimos justicia frente a la violencia sistémica reflejada en los espacios más íntimos de cada unx, con los malos tratos en el hogar, en la denigración de nuestras luchas en las esferas políticas, o en mesas frías en los hospitales y también frente a los años de cárcel que pagamos por luchar por vidas más dignas. Sí así es, luchamos para que el “destino irrenunciable” de ser explotadas, violadas, golpeadas y humilladas cambie.


Somos la memoria y la historia de todas aquellas que ya no están, luchamos por las que seguimos aquí y las que vendrán. Por eso hoy 28 de mayo de 2014, día de acción por la Salud de las Mujeres, no es un día más, porque se trata de nuestras vidas, de la existencia digna y de la lucha incansable de otro mundo, desde abajo y con nosotras.

Les compartimos unos videos que son el esfuerzo por reflejar una parte de la realidad de las mujeres en nuestro país, esperamos tenga eco en cada una de las personas que lo miren.


Desde varios frentes y con diversas estrategias trabajamos por generar información para las mujeres sobre cómo realizarse abortos con medicamentos de manera segura. Es así que está el blog jovenesdespenalizacionaborto.wordpress.com con más de un millón de visitas en estos 4 años y cada vez con mayor impacto reflejados en las más de 30 mil visitas diarias, o el chat en este blog para resolver dudas de manera inmediata, o también está el cuarto de información para las mujeres “Warmikunapa Willachik Wasi” una apuesta que hace un año exactamente la Coordinadora Juvenil inauguró para compartir con las mujeres cara a cara la tranquilidad de poder informarse integralmente sobre aborto seguro sin prejuicios ni riesgos de juzgamiento.


Hablar por teléfono, pasando por el chat, hasta el contacto directo con las mujeres, son algunas maneras de diálogo profundo que se genera cuando se comparte información que significa en contextos como los nuestros de América Latina o del Ecuador específicamente, la posibilidad de reducir riesgos y daños en la vida y salud de las mujeres al exponerse a abortos inseguros, pero también, crear redes solidarias, amigas para que el derecho a decidir de todas no se vea vulnerado.


Hacemos en este 28 de mayo, la invitación a seguir construyendo desde abajo, de manera diversa, nuestras propias estrategias de descentralización de la información y de acciones directas que transformen la realidad de las mujeres y pintar de otros colores la vida, para que sean más felices, con armonía, con fuerza, con rebeldía y en unión con más mujeres y hombres comprometidos por otras formas de convivencia.