• Cedeal

Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia

Actualizado: 30 de ago de 2020

Declaración Ciudadana de Rosario sobre la Democracia Plena y la Cohesión Social


Desde el nacimiento, en Ciudad de Panamá, de nuestra Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia, hasta su segunda Asamblea General en la Ciudad de Rosario, hemos recorrido un largo, intenso y edificante camino. Unidos independientemente de nuestras diferencias ideológicas, sociales, culturales u otros factores que pudieran separarnos, en aras de fortalecer la democracia en la región. Hemos crecido como una red solidaria donde convergen diversidad de ideas y capacidades de trabajo, en la consecución de objetivos comunes.


Hemos planteado un conjunto de valores y principios fundamentales para los integrantes de nuestra Red, que ayudan a marcar el camino hacia adelante. Teniendo en cuenta lo anterior, y con base en nuestra Declaración emitida el 15 de septiembre de 2010, en ocasión de la celebración del Día Internacional por la Democracia, en Rosario, evaluamos la situación actual y en función de los retos presentes en nuestros países y en nuestra región, asumimos compromisos y desafíos con miras al futuro.


CONSIDERANDO:


I. Siempre perfectible, la Democracia es el mejor sistema que conocemos. El gran reto es practicar la Democracia, como gobernados y gobernantes, cómo sociedad civil y sociedad política.


II. No es posible hacer realidad los beneficios de la Democracia, sin ser verdaderamente demócratas. Hay que defenderla sin exclusiones y sin etiquetas;


III. El sistema democrático permite la promoción del intercambio de ideas, la participación ciudadana, la alternancia del poder político y el pleno ejercicio de las libertades fundamentales y Derechos Humanos. La Democracia es el sistema que mejores herramientas nos ofrece para combatir los principales apremios sociales, como la pobreza, la exclusión, la marginación, y la desigualdad;


IV. La Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia, conformada y respaldada por más de 248 Organizaciones de la Sociedad Civil de todos los países de la región, se reúne con motivo de la celebración de su II Asamblea y el vigésimo aniversario de la Fundación Nueva Generación Argentina. Aprovechamos para aportar ideas y recomendaciones que contribuyan al fortalecimiento de la sociedad civil y de la democracia en nuestra región conjuntamente con otras plataformas globales como son la Comunidad de las Democracias y el Movimiento Mundial para la Democracia;


V. La ocasión es propicia para tomar conciencia de las prácticas antidemocráticas que se gestan en muchos países, denunciarlas, para así, renovar nuestro compromiso con la defensa y promoción de los valores y principios democráticos, y de la Democracia como una forma de gobierno y de vida. Reconociendo también los avances en muchos países y el compromiso democrático que muchos gobiernos de la región están demostrando;


VI. La Democracia requiere estar en constante observación y fortalecimiento. Pero en primer lugar, para poder afianzarla efectivamente, importa asegurar que se comprenda que implica mucho más que periódicos y transparentes procesos electorales;


VII. La Democracia involucra también, sujeción al Estado de Derecho, separación real de los poderes públicos, transparencia y rendición de cuentas, favorecimiento de los pesos y contrapesos, libertades plenas, aplicación firme e imparcial de la Ley, un sistema de administración de la justicia en el cual se pueda confiar; espacios de participación ciudadana, consulta y concertación; institucionalidad robusta, pleno respeto del derecho de asociación, así como, medidas efectivas que garanticen todos los derechos humanos y que impulsen los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales; reduciendo la pobreza, la violencia y la exclusión social. Igualmente, es fundamental una ciudadanía comprometida con la vida pública, conocedora de sus derechos y obligaciones. Requiere además de instituciones sólidas e independientes en los gobiernos, la sociedad civil y la sociedad política, así como de un sector empresarial que trabaje con criterios solidarios en unas sociedades donde cabemos todos/as;


VIII. La Democracia requiere un gobierno que garantice el ejercicio de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales, ambientales, culturales y en general todos los derechos sin distinción alguna de género, etnia, orientación sexual, nacionalidad, orientación ideológica y religiosa. Requiere de gobiernos que respeten la sociedad civil y la libertad de asociación, que sean garantes de la libertad de información y de expresión y que generen espacios de diálogo permanente entre todos los sectores, sin discriminaciones o exclusiones;


IX. De allí la importancia de aprovechar la ocasión de esta celebración, para revisar y ponderar los avances y retrocesos en cuanto al apuntalamiento de la Democracia Plena, con miras a mejorar, definir y proyectar los retos necesarios para la consolidación de la misma en la región.


Este debate se traducirá en la formulación de propuestas y recomendaciones prácticas, que servirán de orientación fundamental al trabajo de la red y sus integrantes. Compromisos que tienden a fortalecer nuestra responsabilidad por la democracia. Las propuestas serán presentadas a los gobiernos en la próxima Reunión Ministerial de la Comunidad de las Democracias, a realizarse en, Vilnius, Lituania del 30 de junio al 1 de julio de 2011.


Dichas proposiciones y recomendaciones serán también expresadas ante otros foros multilaterales tales como la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) a realizarse próximamente en San Salvador (El Salvador), la próxima Asamblea General del Movimiento Mundial por la Democracia (WMD), que tendrá lugar en Latinoamérica y el Caribe en 2012 y ante la Cumbre de las Américas a celebrarse en Cartagena, Colombia, en Abril del 2012;


X. No es posible hablar de Democracia en países donde se coartan las libertades, se desconocen los Derechos Humanos, se concentra el poder político y económico en manos de pocos; no se respeta realmente el sistema democrático, se desprecia la cohesión social; no se toman en serio los mecanismos de consulta y concertación, y se dificulta y restringe la participación ciudadana, se persigue la sociedad civil y se crean divisiones y exclusiones;


XI. No son gobiernos democráticos aquellos que fomentan la corrupción; que favorecen el amiguismo, el clientelismo político y el nepotismo; que se burlan de la separación constitucional de los poderes públicos; reforman las leyes y constituciones en beneficio personal del gobernante; abusan del poder para intimidar, perseguir y reprimir a quienes se atreven a pensar en forma diferente. No son gobiernos democráticos los que optan por un populismo demagógico, sea de izquierda o de derecha, con disfraz de demócrata; que abusan de las contrataciones públicas en forma directa, sin mayor transparencia y procesos de selección y contratación;


XII. Un gobierno que utiliza la fuerza militar o policial para amedrentar y socavar las libertades de expresión, de información, de reunión y de prensa; que permite que impere la violencia y da cabida a “narcodemocracias”, al crimen organizado y a extremismos; un gobierno que no garantiza políticas efectivas y acciones concretas que reduzcan efectivamente la pobreza y eliminen la exclusión; que no administre adecuadamente la cosa pública y no gobierne para todos y todas, ese no es un gobierno verdaderamente democrático. Este tipo de prácticas allanan el camino hacia acciones antidemocráticas e inconstitucionales que generan ingobernabilidad, en detrimento del bienestar y la paz social.


Apostemos por el Desarrollo Humano y Social, en plena Democracia y libertad.


RESUELVE:


I. Nos comprometemos, como miembros de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia, a trabajar por el fortalecimiento de la democracia, el respeto a la sociedad civil en su derecho de operar libremente, la libertad de expresión, la cohesión social y el ejercicio de los derechos ciudadanos en nuestros países y a nivel regional;


II. Trabajaremos por una sociedad civil independiente, activa y vigorosa como actor fundamental en los procesos de gobernabilidad democrática;


III. Impulsaremos el diálogo y la concertación como el mejor mecanismo que nos ofrece la democracia para superar juntos, con base en una visión compartida, los principales apremios sociales, económicos, ambientales y políticos;


IV. Abogaremos, en el sentido anterior, por el diálogo intersectorial, con base en una agenda común para apuntar a propuestas e iniciativas en forma mancomunada con la debida verificación y seguimiento, también en forma conjunta;


V. Nos comprometemos, también, a seguir incorporando activamente a los jóvenes en las actividades de la Red, reconociendo el déficit de participación democrática en el cual se encuentran y las dificultades que enfrentan para el ejercicio de sus derechos y su incorporación plena a la sociedad;


VI. Reconocemos el ejercicio democrático recientemente realizado en Haití y también nos solidarizamos con la lucha ciudadana en los países del Norte de África y del Medio Oriente por alcanzar altos niveles de democracia;


VII. Hacemos un enérgico llamado a solidarizarnos para que se liberen inmediatamente los presos políticos en todos los países en donde existen y se termine la práctica de la persecución política y las desapariciones forzadas. Una democracia verdadera es inconcebible mientras hechos como estos persistan.


VIII. Llamamos a unir esfuerzos entre gobiernos, organizaciones, sectores económicos, sociedad civil, academia, sindicatos y sociedad política para luchar contra el flagelo del crimen organizado, el narcotráfico y la violencia que ataca a muchos de nuestros países;


IX. Hacemos un llamado a los gobiernos democráticos a que unan esfuerzos con la sociedad civil e impulsemos juntos una estrategia a favor de la democracia en los países donde el autoritarismo impera. Frenemos la tendencia de autocracias electas bajo dudosas manipulaciones de constituciones o leyes o aquellas que se aprovechan de la pobreza para construir nuevas formas de autoritarismos. Finalmente,


X. Nos comprometemos a impulsar estrategias efectivas Sur-Sur de defensa de la sociedad civil y la integración de esfuerzos para que todos los pueblos de las Américas disfruten del derecho que tienen a una vida en Democracia Plena. Aspiramos a una democracia plena para todos los pueblos de las Américas, sin exclusiones y sin excepciones.


Dado en la Ciudad de Rosario, República Argentina, hoy ocho (8) de abril de dos mil once (2011).


Descargar Convenio


Declaracion_Ciudadana_Rosario_abril_2011
.
Download • 90KB

Entradas Recientes

Ver todo